Bodas anticonvencionales y divertidas para novios que se atreven a celebrarla como realmente quieren. Vuestra boda es vuestra fiesta, como vosotros la queráis montar. No hay reglas, solo convenciones que podéis saltaros si no van con vosotros.

Una boda en la que se os reconozca en cada detalle y que vuestros invitados recuerden porque no podría ser la de nadie más ¡y porque se lo pasaron genial!