Cuando la boda es en otra ciudad

Posted by | August 06, 2012 | Reflexiones | No Comments
Mapa

¡Buenos días! ¿Cómo está yendo el mes de agosto? ¿Os habéis ido a algún sitio de vacaciones? Seguro que más de uno las estará pasando en un hotel maravilloso. Y de eso vengo a hablaros hoy, de hoteles. Porque cuando la boda es en otra ciudad y no tienes amigo-que-te-deje-dormir-en-su-casa, no te queda más remedio que ir a un hotel.

A veces somos los únicos que vamos desde otra ciudad, pero otras el lugar escogido por los novios significa una noche de hotel para muchos de sus invitados. Es entonces cuando surge el dilema: ¿quién debe pagar la habitación? Por una parte, ha sido decisión de los novios casarse en un lugar alejado y los invitados no tienen por qué hacerse cargo de ello. Por otra, los novios ya tienen un gasto bastante elevado como para pagar también el hotel.

La verdad es que no hay una fórmula mágica en estos casos, ya que ambos tienen razón. Una boda es un gasto para todos: los novios con trajes, convite, decoración y un largo etcétera, y los invitados con regalo/cuenta corriente y trajes (porque a ver quién es el guapo que se atreve a repetir, que ahora con las redes sociales todos hemos visto ya los modelitos de anteriores eventos).

Os voy a contar mi caso, por si os sirve de algo. En septiembre tengo una boda (os enseñé las invitaciones aquí) bastante lejos de mi ciudad que además es por la tarde, con lo cual acabaremos tarde y no son horas ni cansancio para volver a casa. Los novios se casan en su pueblo, pero tienen muchos amigos de fuera y han decidido no hacerse cargo de los gastos del hotel. Así que cada invitado debe decidir si quiere quedarse o no. En este caso me parece muy normal que no se hagan cargo del hotel, ya que se están casando en su pueblo y no en la Polinesia por un capricho. Eso sí, se han encargado de buscar un hotel bastante asequible para que sus invitados no tengan que preocuparse de buscarlo, no se gasten demasiado y estén cómodos.

Supongo que depende mucho del caso, así que cada boda admite una solución diferente. ¿Qué pensáis vosotros?

Leave a Reply

Your email address will not be published.