Cupcakes de princesa

¡Buenos días y feliz sábado! Como os adelanté ayer, hoy tenemos entrada especial. Y es que quiero presentaros a Sweet Souvenir, el blog de repostería de mi amiga Ruth. A ella la conocisteis en este post, donde ya os comentaba su amor por cocinar dulces y por lo vintage. Pues bien, un día Ruth me llamó pidiéndome ayuda para crear su propia marca dentro de este mundo, porque aquí una servidora escribe sobre bodas pero estudió Publicidad y Relaciones Públicas y tiene un Máster en Marketing. Tras mucho darle vueltas a un concepto que transmitiese dulce, vintage y “all around the world” llegamos a un nombre: Sweet Souvenir. ¿Y lo vintage? Lo vintage lo veréis en el logotipo… cuando esté listo.

El caso es que a partir de aquí ya pudimos empezar a trabajar en lo que más adelante sería su propio blog: Sweet Souvenir. Y como somos un par de cabecitas inquietas y muy habladoras (tendríais que ver nuestras conversaciones en Facebook) llegamos a la conclusión de que teníamos que colaborar en la semana Disney. Las dos somos unas enamoradas de ese mundo de magia y princesas, y cuando le estaba contando mi idea de hacer esta semana especial se me ocurrió: ¡tenía que crear un cupcake de princesa! Así que a partir de aquí os dejo con ella, que os lo explicará todo mucho mejor que yo. Y no perdáis de vista su blog, porque mi semana Disney termina pero en el suyo la magia no ha hecho más que empezar.

*************************************************

Hola a todo el mundo! Mi nombre es Ruth y he decidido colaborar con Sandra porque aparte de la respostería, me chiflan las bodas y todo lo que tenga que ver con ellas.

Esta semana ha sido Disney y como no, me he dejado eclipsar por todo lo que lo rodea, ese magia que puede “olerse”. Las princesas son base fundamental de esta magia y me he decidido a crear un cupcake con sabor a princesa!

Para explicaros un poco más, llevaba mucho tiempo detrás de una emulsión que se llama Princesa, es de la marca Lorann y se compra en tiendas de repostería. Estaba muy ilusionada! No sabéis qué alegría cuando por fin la tuve en mis manos!!! Qué de cupcakes princesiles iba a hacer!!

Hice una prueba de cupcakes sabor princesa, pero qué decepción me llevé… no sabían a princesa!!! Mas bien su sabor me recordaba a yaya!! jajaja ¿Pero porqué a yaya? Pues porque era un sabor tan sencillo y clásico ( la emulsión se compone de vainilla, almendra y limón) que me recordó a cuando mis yayos compraban cocas de toda la vida en el horno del barrio! De sabor estaban buenos, eso sin dudarlo, pero no me recordaba a una princesa… me faltaba ese “algo” para que su sabor fuera mágico!

Decidí volverlos a hacer pero esta vez la buttercream no iba a tener sabor princesa sino algo totalmente diferente, ese toque que le faltaba se lo iba a añadir yo!! ¿Y cual fue el resultado? Un buttercream con Nesquik de fresa!! Sí, eso faltaba, algo así como fresa o algodón de azúcar y rosa, mucho rosa! Jajaja

A continuación os dejo la receta para que podáis crear a vuestras princesas y podáis saborearlas.

Ingredientes

Para la base del bizcocho:

  • 120gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar blanca
  • 2 huevos L
  • 200 gr de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura en polvo
  • 130 ml de leche semidesnatada o desnatada
  • 2 tsp (teaspoon o cucharaditas) de emulsión sabor princesa

Para la buttercream:

  • 130 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 170 gr de icing sugar o en su defecto de azúcar glass
  • 35 gr de Nesquik de fresa
  • 50 gr de sirope de fresa

Preparación

Base de los cupcakes:

Precalentamos el horno a 180º (160º si es con ventilador).

Preparamos la bandeja para cupcakes con las cápsulas. En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integre bien, a continuación añadimos un huevo que se integre y luego el otro. En un vaso mezclaremos la leche con la emulsión princesa y en un bol tamizaremos la harina y la levadura. Agregamos a la mezcla de mantequilla, parte de la harina y batimos. Luego añadimos la leche y por último pondremos el resto de la harina y volvemos a batir para que se mezcle todo bien y quede una masa homogénea.

Ponemos la masa repartida en nuestras cápsulas, solo 2/3 del papel si no subirán mucho.

Llevamos la bandeja al horno durante 20-25 minutos. Comprobaremos que nuestros cupcakes están hechos cuando al introducir un palillo del cupcakes y sacarlo, esté limpio.

Dejamos enfriar 5 minutos en el molde y luego traspasamos los cupcakes a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Buttercream de fresa:

En un bol ponemos la mantequilla y le añadiremos el icing sugar con el Nesquik tamizado. Comenzamos batiendo a velocidad baja para que no se nos llene la cocina de polvo y una vez se haya integrado aumentamos la velocidad y dejamos batir unos 5 minutos más.

Añadimos el sirope y batimos un minuto más. Pasamos la buttercream a una manga pastelera desechable. (Yo le añadí a la manga la boquilla 1M de Wilton)

Y para finalizar decoramos nuestros cupcakes al gusto.

Espero que os haya gustado y solo deciros que vivan las princesas Disney!!

Ruth

Ramos de novia de broches
Propónselo como a una princesa... ¡o como a un príncipe!

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies