La realidad de los wedding planner en España

¡Buenos días y feliz lunes! Sé que hoy es día de fiesta pero quería contaros algo que comentaba el otro día con mi hermana. Resulta que a su compañera de trabajo le tocó en una feria de novios la organización gratuita de su boda por parte de unas wedding planner. Genial ¿verdad?

La compañera de mi hermana es una novia moderna, de las que leen blogs sobre bodas y quieren cosas distintas al Iglesia/juzgado-salóndebanquetes-orquesta/discomóvil. Quiere organizar el convite en el jardín de su chalet, con el consiguiente alquiler de mobiliario, menaje, montaje y decoración. Quiere contratar a determinado servicio de catering e incluso poner unos vasos rosas de Ikea que le han gustado. Una boda diferente, como las que a nosotros nos gustan, vamos. Con el tipo de cosas que una organizadora de bodas debería ayudar a encontrar.

Pues no. Resulta que estas organizadoras no pueden ayudarla con nada de lo que ella y su futuro marido quieren. ¿Por qué? Porque funcionan por acuerdos de comisiones con proveedores y no tienen acuerdo con empresas que ofrezcan lo que la pareja pide. O tragan con lo que las organizadoras pueden conseguir (que es la típica boda pero adornada con cuatro pompones) o tienen que buscarse ellos la solución.

Y así funciona la mayoría de organizadores de bodas del país: a través de acuerdos con proveedores que te aseguran que tendrás tu boda un X% más barata que si los contratas por tu cuenta o con otro organizador. Algunos incluso te organizan la boda “gratis” siempre que tragues con sus proveedores. Es la fórmula perfecta para ambos: el organizador se lleva un extra (en los casos que sí cobran por sus servicios) y el proveedor se asegura de que le traerán clientes.

Y digo yo ¿los organizadores de bodas no están para buscarles a los novios exactamente aquello que quieren, cobrando por sus servicios y sin llevarse comisiones? Empresas que hacen la boda que vosotros queráis, que para algo es la vuestra. Como Bodas de Cuento, que ha hecho de ello su filosofía de empresa y hasta ha creado su propio manifiesto, que es el que encabeza este post y que suscribo totalmente.

Desgraciadamente, en España la mayoría de empresas de organización de bodas trabajan con el primer modelo. Y digo desgraciadamente porque limitan a las parejas y los ciñe a un anticuado A-B-C que ya huele a rancio. La personalización queda reducida a la mínima expresión, una verdadera lástima para los que sabemos que hay un mundo más allá de las bodas clon.

Por suerte, son muchas las empresas que empiezan a trabajar de forma distinta tanto en la organización de bodas como en los proveedores. Y yo, como futura organizadora de bodas, prometo ser de esta nueva generación.

Presentación de la colección 2014 TUL-TUL by Jordi Dalmau
Feria de novios en el Hotel Olympia

8 Comments

  • Me parece tan absurda la posición de esas wedding planners. Como (casi) profesional del sector, considero que la prioridad son siempre y por encima de todo, los novios. ¿Qué más te da que no contraten X restaurante? ¿Acaso los novios no te están pagando un sueldo para que realices la boda de sus sueños? Está bien tener una cartera de proveedores que te ofrezcan buenos descuentos para tus novios, pero limitarte nada más a ellos es de tener poco horizonte profesional.

  • me suscribo a todo tu post..aunque soy de Venezuela..no me imagino una boda diferente a la que sería de mi gusto por Dios¡¡ lamentablemente muchas cosas manejadas por el afán de dinero que aunque hace falta tampoco es para que hagan lo q comentas.buen dia y que pronto existan mas empresas como la que describes

  • Ana Villaescusa says:

    Si es que parece que los novios sean tontos y que no sepan lo que quieren. ¿Que así los proveedores conseguirán más clientes? Pues lo dudo. Porque si me obligan a tener una boda cutre y poco personalizada, la verdad es que yo no se los recomiendo luego a nadie. En serio, ¡que los novios y futuros novios tenemos gusto, estilo y personalidad! Lo que no quiere decir que ahora queramos todos bodas al estilo monería-vintage. No es simplemente ceñirse al estilo de moda. ¡Significa seguir los deseos de los novios! Porque si no llegaremos al punto en el que los novios se harán sus propias bodas en casa y con lo que tengan, que será más personal que la típica boda en un salón de hotel. Por una vez seguir los pasos de los profesionales extranjeros no supone humillarse, sino aprender, que de lo bueno siempre hay que hacer ejemplo. Ya verás que wedding-planner más estupenda vas a ser, Sandra. 🙂
    Ana

    • ¡Gracias Ana! No sabes cómo me alegro de ver que la opinión va cambiando poquito a poco. Todavía son muchas las parejas tradicionales, pero cada vez son más las que quieren que su boda sea lo más personal posible. ¡Tenemos un café pendiente!

  • Silvia says:

    Pues tienes toda la razón del mundo, hay muchas “empresas” que dicen que se encargan de todo y no cobran nada, solo cobran comisiones de los proveedores. Yo te voy a contar mi caso, efectivamente soy Wedding Planner, y como no puedo tener un título universitario, ya que no acabé BUP, he hecho varios cursos que por lo menos me acrediten. Además de llevar desde el 2008 trabajando en el sector de los eventos, y he tenido la suerte de pasar por todos los cargos que conozco en eventos. He sido comercial de Caterings, camarera, segundo maitre… y al final me decidí por montar mi pequeña empresa de organización de eventos. Puede que no tenga título universitario, pero te puedo asegurar que hay muchas que lo tienen y no tienen ni idea de como llevar acabo muchos aspectos de un evento o boda, no todo son flores y manteles, hay mucho más en el interior de cualquier boda.
    Por la zona donde vivo de este país, no puedo cobrar una cantidad fija a mis clientes por mis servicios, ya que casi me tengo que pasar la vida contándoles cuál es mi función, aquí cuesta mucho que la gente entienda nuestro trabajo.
    Lo único que te puedo asegurar, es que no tengo ningún acuerdo fijo con todos los proveedores, yo escucho a los clientes y les llevo donde mejor les convenga a ellos y muchas veces la comisión que yo me quedo es mínima, ya que no todo el mundo te da un 10% como es lo normal por aquí, pero antepongo los deseos de los clientes a lo que yo gano, es más, con muchos proveedores ni tengo ninguna comisión.
    Desde luego que estoy de acuerdo en que lo más serio es cobrar por nuestros servicios, pero no todas tenemos la misma suerte y nos lo podemos permitir.
    Mi idea en estos momentos es darme a conocer y que la gente valore mis servicios, y entonces, podré poner un precio. Mientras tanto trabajo como la que más, para ofrecer los mejores servicios y lugares a los novios que me reclaman.
    Solo me gustaría poder tener cuantos más cursos mejor y sobre todo la experiencia, que por suerte sí que tengo.
    La honradez, ese es mi lema.

    • En efecto, no hay nada de malo en cobrar por comisiones siempre que se sea honrado y se busque lo mejor para los novios. Cobrar por servicios sigue siendo muy difícil en toda España, ya que todavía hay mucho desconocimiento de esta figura. Por eso debemos luchar por darla a conocer desde las buenas prácticas, para quitarnos esta mala fama de poco profesionales e innecesarias. Lo único que yo critico es a estas wedding planner que, al final, sólo miran por ellas mismas.

      Respecto a la formación universitaria, nunca es garantía de nada. No existe ningún título oficial de wedding planner en España y las titulaciones relacionadas que existen están muy lejos de enseñar lo necesario, si bien son una gran base. De momento tenemos que conformarnos con cursos que, aunque no son oficiales, los hay muy buenos.

      Muchas gracias por tu comentario Silvia. La diversidad de opiniones siempre es muy enriquecedora.

  • M. says:

    Hola! me ha gustado mucho tu entrada, realmente hoy en dia hay personas que por afición o por hacer un curso en Groupon creen que pueden ser WP y no es así. Asi bien, debemos informarnos siempre en cualquier sector, antes de contratar ningun servicio.

    Me gustaria dedicarme a esta profesión, pero antes de dejar mi actual trabajo y hacer un master bastante caro, quiero asegurarme de que la profesión a parte de gratificante se obtienen beneficios (ni pasarse ni quedarse corto). Veo muchos blogs que critican el cobrar comisiones etc, realmente es una pena que haya que vigilar tanto antes de contratar un WP, solo perjudica a los profesionales que si lo hacen como dios manda.

    Cual seria la mejor manera de cobrar a los clientes? comisiones, sin comisiones, con un precio base+comisiones, solo un precio al inicio, etc. Cómo veo que teneis más experiencia me gustaría vuestra opinión de que creeis que es lo mejor para cliente y WP.

    También te queria preguntar, si conoces los cursos-masters-titulos que imparten esta profesión, para recomendarme alguno, he visto que en la Universidad José Camilo Cela imparten un curso llamado Especialista universitario en Wedding Planner, y en el Instituto Stellae hacen el Master nen protocolo y organización de bodas. Sabes si valen o la pena? o cuál me recomendarias? (son abstante caros y quiero invertir bien el dinero, a veces lo unico que se hace es tirarlo porque no se acaba aprendiendo todo lo que se deberia).

    Aparte de eso, gracias por tu blog, se aprende mucho a partir de vuestras opiniones. Y siento el “rollo” que te he escrito! realmente necesito opinon-mentor. Gracias.

    Un saludo!!

    • Sandra - Con Otro Rollo WP says:

      ¡Hola M.! Yo sólo te puedo hablar desde mi experiencia y opinión, pero espero que te sirva. Los cursos que comentas no los he hecho, pero sí puedo decirte que no son oficiales sino títulos propios de las universidades, porque no hay formación oficial en esta profesión en España. Ya desde un punto de vista más objetivo, creo que hay mucha paja. ¿Es realmente importante saber de dónde surge la figura del wedding planner o dónde van el cuchillo y el tenedor? ¿Vas a invertir 6 meses y una pasta en eso? Yo te recomiendo el curso para weddin planners de Bodas de Cuento, donde en un fin de semana te van a enseñar todo lo necesario por mucho menos. Y si te interesa aprender más detalles sobre protocolo o floristería, haz cursos sueltos. Tendrás una formación a la carta y seguramente más barata.

      Sobre las comisiones y las tarifas, para mí tener una tarifa que paguen los novios es lo mejor para todos. Primero, porque lo que es gratis no se valora y si los novios no te están pagando es algo que puede pasar muy fácilmente. Segundo, porque tu trabajo tiene un precio y éste no debería depender de los porcentajes y tarifas de otros. Tercero, porque los proveedores se alegran más de trabajar contigo cuando no tienen que pagarte por ello. Cuarto, porque si no cobras comisiones no te casas con nadie, es decir, puedes ofrecer todo el abanico de proveedores de cada sector a los novios sin filtrar entre los que te pagan y los que no. Quinto, porque los proveedores que están acostumbrados a trabajar con comisiones, cuando les dices que no las aceptas, a veces las conviertes en descuento para el cliente.

      Es cierto que cuesta a veces que los clientes entiendan que les cobras por tu trabajo porque hasta ahora se ha trabajado mucho con el sistema de comisiones, pero cuando les explicas las mismas razones que he dado antes lo ven lo más natural.

      ¡Espero haberte ayudado!

Leave a Reply to MLuisa My cute bride (@Mycutebride) Cancel Reply

Your email address will not be published.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies