Rumbo a Zaragoza

Imagen de cabecera vía Getty Images

¡Buenos días y feliz lunes! Sabéis que el lema de este blog es “Las ideas sobre bodas de una futura wedding planner”. Bueno, pues hoy voy a contaros de dónde viene todo esto y a daros una noticia que me tiene muy emocionada.

Sabéis que estudié Publicidad y Relaciones Públicas y un Máster en Dirección de Marketing. De ellos siempre me ha atraído la parte de comunicación, eventos y creatividad. Pero no acababa de encontrar lo que realmente me gustaba, no tenía una vocación clara. Yo quería hacer algo que hiciera feliz a la gente. Y entonces llegó la respuesta en forma de programa de televisión: El vestido de tu boda. Ese mundo me enamoró. Organizar una boda tenía todo lo que yo buscaba: organización de un evento, creatividad y lo más importante, hace feliz a la gente. En ese momento supe que era a eso a lo que quería dedicarme.

Empecé a devorar blogs sobre bodas y mi cabeza estaba llena de ideas, así que decidí escribir mi propio blog. Así, cuando me lanzara como wedding planner, ya tendría algo que hablara de mí y reflejara mi estilo. Pero el momento de lanzarme estaba todavía muy lejos: me faltaban algunos conocimientos básicos, necesitaba formación.

Empecé a buscar cursos, pero todos ofrecían más o menos lo mismo: formación en protocolos que no les interesan ni a los propios novios. No era eso lo que necesitaba. Lo que necesitaba era saber cómo trabaja de verdad una organizadora de bodas: cómo atraer a los novios, cuáles son las tarifas, cómo encontrar a los proveedores. Pero cuando los cursos los imparten wedding planners eso no te lo van a contar, no sea que les pises el terreno.

Y entonces llegó la formación de Bodas de Cuento y los ojos me hicieron chiribitas. Sus cursos eran exactamente lo que estaba buscando. Hoy en día la mayoría de las bodas en España siguen siendo clones y no se diferencian unas de otras, pero las suyas son diferentes. Llevo más año y medio leyendo su blog y sus bodas son como las que me gustaría organizar: originales, diferentes, totalmente personalizadas y adaptadas al estilo de los novios. Yo quiero organizar bodas así, en las que se reconozca a la pareja que se casa y que los invitados las recuerden porque no podría ser la boda de nadie más.

Compartimos la misma filosofía. He compartido el Cuentimanifiesto aquí, en la página de Facebook del blog y hasta con alguna lectora de mi blog que tenía sus dudas sobre su boda “por si no gustaba”. Cuando les pedí información sobre el workshop la primera vez (aunque no pude asistir en aquella ocasión), estaba tan emocionada que le envié el dossier a mi chico y su respuesta fue: “Es como si lo hubieras escrito tú, tienes que ir a este workshop”.

Llevo meses esperando este momento: empecé a trabajar los fines de semana en un centro comercial (lo único que me salió), ganando menos de 300€ al mes y guardando 150€ para el workshop cada mes. Para el workshop de junio todavía no había ahorrado lo suficiente y seguía trabajando los fines de semana, así que me fue imposible ir. Justo después me contrataron en una empresa de marketing, con un horario y un sueldo normales. Pero el curso de junio ya había pasado y creía que tendría que esperar hasta septiembre como mínimo. Y de pronto, camino del trabajo, entro a ver si hay alguna novedad en las fechas de mi workshop soñado y me encuentro con la alegría del día. ¡Habrá un nuevo workshop en julio! Y aquí estoy, a menos de una semana de aprender de los mejores. El viernes por la noche llegaré a Zaragoza para pasar un fin de semana intensivo en el aula de Bodas de Cuento School.

La semana que viene os contaré qué tal ha sido, aunque no os puedo asegurar que publique el lunes. ¡Estoy emocionada, feliz, eufórica! ¡Un beso amores!

Ya soy #cuentialumna
Algo azul

2 Comments

  • Que bien Sandra!! Espero que aprendas un montón de cositas y que las puedas aplicar muy pronto!

  • Ana Villaescusa says:

    ¡Enhorabuena, Sandra! Qué bien. Ya ves, todo llega. Y a veces cuando menos te lo esperas (te lo dice una amante de los gatos que por casualidad y por fin está cuidando de uno chiquitín). Me alegro un montón por ti. Pero también de una forma egoísta. ¡Así mejorarás como wedding planner y podremos aprovecharnos de tus conocimientos y pedirte consejo!
    ¡Muajajaja! (Risa malvada) :3
    Muchos besos y exprime el curso hasta que no queden ni las pepitas. 🙂
    Ana

Leave a Reply

Your email address will not be published.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies