15 señales de que estás deseando casarte

¡Buenos días y feliz lunes! Hoy os traigo un post diferente y que tenía ganas de escribir. Y es que ha llegado el momento de reconocer que estamos obsesionadas con las bodas. Estamos deseando casarnos, incluso aunque no haya anillo de compromiso de por medio. A veces ni siquiera una pareja. Pues bien, existen algunas señales que os delatan cuando estáis deseando casaros. ¿Queréis saber cuáles son? Ahí van:

1. Te emocionas con todo lo que suena a boda. Sigues blogs de todo el mundo, ves los programas de Divinity y te tragas toda comedia romántica que lleve las palabras “boda o “novia” en el título.

2. Tienes como mínimo un tablero en Pinterest dedicado a las bodas. En realidad te abriste la cuenta de Pinterest únicamente con ese propósito. No, no estás prometida. Sí, pasas todo el día pineando en tu tablero de bodas. ¿Tanto le cuesta al mundo entenderlo?

3. Te picas cuando te enteras de bodas ajenas. “¿Te casas? Cuáaanto me alegrooo”.

4. Has visto todas las películas sobre bodas que existen. Y tienes un ranking con tus favoritas y otro con las mejores frases.

5. Tienes un vestido de novia Disney favorito. ¿Acaso lo dudabas?

6. Te has disfrazado de novia al menos una vez. Aunque sea de novia cadáver.

7. Aprovechas cada oportunidad para imaginarte como novia. No importa si es un vestido blanco, una diadema o cuatro flores silvestres, tú ya te ves camino del altar.

8. De hecho, te has probado vestidos de novia. Sin fecha de boda. Sin anillo. Sin novio.

9. Peleas por el ramo en todas las bodas. Y si la novia no lo lanza estarás todo el banquete esperando que te lo regale.

10. Tu reacción cuando lo consigues.

11. Y cuando no lo consigues.

12. Sientes un vacío en el dedo anular de la mano izquierda. Sí, ese en el que NO llevas un anillo de compromiso.

13. Sabes qué canciones sonarán en cada momento de tu boda. Y cuáles no deben sonar. Nunca. Bajo ningún concepto.

14. Ya sabes quiénes serán tus damas de honor. Y el color de sus vestidos, cómo serán sus ramos, sus peinados y si te odiarán por haberlas elegido.

15. Tienes el estilo o incluso el vestido decididos. Y el peinado, el maquillaje y los zapatos. Y sabes que ésta es la única reacción posible.

Pero, sobre todo, sabes que cuando llegue será un gran día. ¿Cómo no va a serlo si lo tienes todo programado? Lo más probable es que, después de tanto tiempo esperándolo, termines así.

Batas y kimonos para novias
La doble boda

Leave a Reply

Your email address will not be published.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies